ir a Europea Media

Ante la escasez de vacunas la Unión Europea considera la aprobación de Sputnik V

El primer día de vacunación en un asilo de ancianos en Múnich, Alemania, el mes pasado Credit...Laetitia Vancon para The New York Times

Raquel Sánchez, Laura Sanz, Santiago Ramos y Santiago Barrios

Desde el comienzo de la pandemia provocada por la COVID-19, el único objetivo de todo el mundo ha sido encontrar una vacuna cuanto antes. En poco menos de un año de pandemia, se han desarrollado varias vacunas efectivas contra el coronavirus y sus actuales variantes.

Fue la Comisión Europea la que el 17 de junio de 2020 presentó una estrategia para Europa de vacunas para completar su proceso de fabricación y aprobación lo antes posible. Sin embargo, el plan que elaboraron el año pasado no se está cumpliendo como se preveía.

Según Richard N. Haass, presidente del centro de estudios Council on Foreign Relations (CFR), exdirector de Planificación de Políticas del Departamento de Estado de EE.UU.; “hay un juego político, económico y estratégico detrás de las vacunas que es una receta para el desastre si no es posible construir algún acuerdo internacional.”

Los países ricos han aprovechado su poder adquisitivo e inversiones en el desarrollo de vacunas para hacerse con la mayoría antes que otros países. Los países de ingresos altos tienen el 16% de la población mundial, pero actualmente cuentan con el 75% de las dosis de vacunas vendidas. Una distribución de la vacuna poco equitativa es muy probable que tenga consecuencias en el avance de la propagación del virus y su mutación provocando que aumente el riesgo de que las vacunas actuales pierdan eficacia, no cubriendo todas las nuevas cepas.

El primer día de vacunación en un asilo de ancianos en Múnich, Alemania, el mes pasado Credit…Laetitia Vancon para The New York Times

En vista de la escasez de vacunas en las naciones pertenecientes a la Unión Europea, se inicia el proceso para la autorización de la vacuna rusa Sputnik V. La unión afirma que distintos estudios serán realizados para la comprobación de la efectividad de dicha vacuna y así lograr continuar con el proceso distributivo en los países que se encuentran escasos.

La UE ya ha dado el primer paso para recibir luz verde en el uso de la vacuna rusa Sputnik V según afirma la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que acaba de comenzar el análisis previo de la vacuna desarrollada por el centro de epidemiología ruso Gamaleya. El proceso de evaluación de la vacuna se llevará a cabo a instancias de la filial alemana de R-Pharm, uno de los grupos farmacéuticos que está produciendo la Sputnik V en Rusia.

Según palabras de la Comisión Europea, la única vía que permitiría el acuerdo de compra de la vacuna a nivel europea sería trasladar la producción de la Sputnik V a suelo europeo, cosa que no pasa en la actualidad. Sin embargo, con el pasar de los días, la demanda por más vacunas y la rápida erradicación de la enfermedad se vuelven más grandes cada día, Esto sin duda obliga a la unión a evaluar todas las posibilidades a su disposición. La prestigiosa revista The Lancet afirma bajo su valoración que la vacuna posee un rango de efectividad de un 92% por lo que según ellos la utilización de esta vacuna debería ser considerada globalmente a pesar de tensiones y opiniones.

La agencia europea por otra parte considera que los estudios clínicos indican que la Sputnik V desencadena “la producción de anticuerpos y células inmunes que se dirigen al coronavirus SARS-CoV-2 y pueden ayudar a proteger contra la covid-19”. La Unión Europea, que al principio era muy escéptica sobre la vacuna rusa, se hallaba presionada por algunos de sus socios, que ante la emergencia decidieron desbaratar la estrategia de compras conjuntas de Bruselas y hacerse con dosis de la Sputnik V. Es el caso de Eslovaquia, que ya ha recibido la primera entrega de una reserva de dos millones de dosis. También Hungría ha amagado con hacer un pedido a Moscú.

La EMA a partir de ahora irá evaluando si los beneficios de la vacuna superan los riesgos que conlleva hasta que tenga las pruebas suficientes para atender una solicitud formal de autorización de comercialización. “La EMA evaluará el cumplimiento de la Sputnik V con los estándares habituales de la UE en cuanto a eficacia, seguridad y calidad”, señaló en un comunicado la agencia.

A pesar del estudio por parte de la Unión, ya países europeos desesperados por obtener vacunas para combatir la enfermedad no han esperado la aprobación de la organización internacional. Eslovaquia y Hungría han pedido envíos a las autoridades rusas, con La República Checa encargando dosis a Moscú y Austria estudiando la posibilidad de producirlas en sus propias tierras. Como es costumbre, muchos de los países que aún poseen reservas sobre la implementación de la vacuna (Por supuesto la Unión Europea incluida) es la otra cara de la moneda, la visión geopolítica, la cual podría darle a la nación Rusa una ventaja sobre todos aquellos países que reciban el suministro. Siendo utilizada como una Buena herramienta geopolítica para Rusia, Sin embargo el llamado para la erradicación y contención de la enfermedad ha empujado a los países a llegar a este estado de desesperación.

Sobre el Autor