ir a Europea Media

La crisis humanitaria en Yemen alcanza su punto más álgido

Arleth Rojas, Dora Molina, Fiorella Valencia

Hambruna, bombardeos, enfermedades, son algunos de los lamentables aspectos entre los que se encuentran los habitantes de Yemen desde hace cinco años atrás.

La calidad de vida deja mucho que desear, las condiciones en las que transcurren el día a día son deplorables y de extrema preocupación, inclusive ha llegado a ser considerada como una de las crisis humanitarias más graves de la historia. El desgarrador y atroz conflicto liderado  por Arabia Saudí, el Gobierno de Yemen  y el movimiento Ansar-Allah detonó en el 2015, hasta la fecha ha causado miles y miles de muertes, la economía del país también se ha visto afectada, se ha desplomado a gran escala debido a los problemas en las importaciones, los precios de los productos los han inflado y son varios ciudadanos los cuales se encuentran sumergidos en la más profunda pobreza y luchan por recuperar los pocos ingresos que tenían y que actualmente han perdido.

Se dice que el 25% de la población en general, tanto adultos como los más pequeños de las casas padecen desnutrición. Como consecuencia del conflicto se han visto fuertemente afectados los suministros básicos, como, por ejemplo: el agua, sin olvidarnos de los servicios médicos los cuales escasean en el territorio de Yemen. Según datos recabados por la ACNUR alrededor de 22 millones de yemeníes viven en situación de riesgo y están bajo el cinturón de la extrema pobreza. Estos se han visto ante la necesidad de huir de su país, a buscar una mejor calidad de vida, escapando de la inminente debacle por la que este país está pasando.

“La hambruna es inminente. Podría suceder en cualquier momento … La gente ha vendido todas sus pertenencias y no tienen nada con que comprar comida.” Ibrahim Alwazir.

El artículo 22 de la ONU, establece que “Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.” Es por ello que, con el fin de la “Era Trump” y la llegada al poder de Biden se empieza a respirar la posibilidad de zanjar el conflicto debido al decreto del actual presidente de los Estados Unidos: Retirar el apoyo sobre la intervención Saudí en Yemen.  Lo cual ha sido del agrado de los mayores involucrados en la caótica guerra de dicho país, a diferencia del ex presidente Trump quien incluso en su último día de mandato dio luz verde para incluir a los Huti de Yemen dentro de la lista de organizaciones terroristas, abriendo una brecha aún más grande de pobreza para quienes viven en Yemen, siendo ellos los más afectados y quienes se encuentran sufriendo las consecuencias. 

Sobre el Autor