ir a Europea Media

Empieza la recta final de las primarias de Estados Unidos

Las presidenciales de Estados Unidos siguen su curso. Cinco estados, Maryland, Pennsylvania, Delaware, Connecticut y Rhode Island ya han votado en las primarias estadounidenses. El resultado, no por a quien ha dado vencedor, que fue Donald Trump, más bien por la rapidez en la que ya se conocía al ganador, ni siquiera una hora ha bastado para dar el nombre del victorioso en los cinco estados, de una manera contundente.

El candidato republicano se recupera de esta manera de los resultados de Wyoming y Colorado, en las que ganó Ted Cruz con 23 y 34 delegados respectivamente. Quedan ahora los 54 de Pennsylvania, que, según los sondeos, Trump ganará 16 delegados y Cruz 10 delegados.

El nacido en Nueva York tiene grandes aspiraciones de ganar la candidatura, según la web especializada en estadísticas Fivethirtyeight, obtendrá entre 1.150 y 1.210 de los 1.213 delegados que hacen falta para ganar, de manera matemática, la nominación.

Pero dentro del bando republicano, se intenta evitar este resultado. Por primera vez en las primarias estadounidenses, se realizará una alianza entre dos candidatos. Estos dos candidatos son Cruz y John Kasich, que cambiarán la regla del “todos contra todos”, ya que los candidatos actúan de manera individual, sin pactos . Así, Kasich renunciará a hacer campaña en el Estado de Indiana, que se celebrará el día 3 del próximo para favorecer a Cruz, y este, por su parte, no realizará campaña en los estados de Oregón y Nuevo México, que votarán el 7 de Junio.

Puede parecer que este pacto llega por los resultados. Cruz puede haber dado por perdida las primarias. Mientras, Kasich, que solo ha ganado en un estado, debe ganar en ocho, por la regla creada en 2012 por el propio partido.

Queda ahora ver como los votantes aceptarán esta alianza exprés, por la diferencia de ideología, en especial con la trata del aborto.

Por su parte, el partido demócrata también prosigue con las primarias. Hillary Clinton continúa con su liderazgo tras haber ganado de manera cómoda en Delaware, Maryland, y Pensylvania, pero de manera más ajustada en Connecticut. Mientras, Bernie Sanders, logró la única victoria de la noche en Rhode Island, pero con bastante ventaja.

La distancia de Clinton es bastante abultada, suma entre delegados y superdelegados un total de 2.137, casi un 90% de los 2.383 que se requieren para asegurarse la candidatura de su partido. Clinton ha pedido a Sanders, que continúa con la campaña pese a que los resultados afirman su derrota, la unificación del partido, de cara a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Laura García

@laugarherranz

Koldo Mansilla

Clara Pavía

 

Sobre el Autor